La climatización en el hogar, para muchos y muchas es importante, existen personas que instalan estos sistemas para sentirse cómodos. En las distintas temporadas del año, las personas viven  preocupándose por conseguir una temperatura que se adecue al interior de sus hogares, para ello es necesario contar con un aislamiento térmico correcto en casa.

Para poder ahorrar dinero a la hora de acondicionar el hogar, se debe de evitar las fugas de energía, porque eso ayuda a reducir el uso de calefacción en invierno y de refrigeración en verano.

Secretos para ahorrar en tu climatización del hogar según las temporadas:

INVIERNO

  • Mantén las persianas y cortinas abiertas por el día para que de esta manera pueda entrar la luz y el calor solar. Ciérralas por la noche para poder reducir las fugas de calor e intentar mantener tu hogar lo más aislado posible.
  • Debes instalar un programa de calefacción a una temperatura precisa, de manera que cuando la casa alcance la temperatura indicada, está dejará de consumir energía. Una temperatura interior de 20-21 ºC es suficiente para obtener una sensación de confort. Por la noche puede reducirse hasta los 17 ºC o incluso desconectarla.
  • Cierra los radiadores en estancias que no estén ocupadas.
  • Debes limpiar al menos una vez al año los radiadores, ya que la acumulación de polvo puede hacer que la resistencia del radiador necesite más energía para calentar.
  • Coloca paneles reflectantes de calor tras los radiadores. Son unas láminas flexibles, con una fina capa de espuma aislante y una superficie metálica, habitualmente plateada para que el calor no se disperse y se concentre sobre el radiador.

VERANO

  • Cierra las persianas, cortinas y toldos por el día para evitar que la casa se caliente excesivamente y abre todo por la noche para que la casa se ventile y se refresque, es paso se debe realizar una vez que disminuya el calor del sol.
  • Climatizar las habitaciones a una temperatura de entre 24-26 ºC es suficiente para alcanzar el bienestar térmico.
  • Programa tus aparatos de aire acondicionado, de forma que dejen de funcionar cuando el sitio alcance la temperatura indicada.
  • Climatiza la habitación que estés usando y cierra la puerta para que el aire no se disperse.
  • Apaga los aparatos climatizadores cuando las estancias se encuentren desocupadas y si vas a abrir las ventanas.
  • El consumo de energía dependerá de cómo estés utilizando los aparatos tecnológicos en tu hogar, así que para ayuda de la economía familiar y del medio ambiente, sigue estos consejos.